20 octubre, 2018 pastudillo

Dedos de halloween

Ingredientes

  • 300 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla
  • 50 gr de azúcar glas
  • 100 gr de azúcar normal
  • 1 huevo
  • 1 yema
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • Almendras natural Frutisa

Preparación

Para hacer los dedos, en primer lugar, tamizamos la harina con la sal y reservamos. Batimos la mantequilla a punto pomada hasta dejarla suave, añadimos el azúcar glas y seguimos batiendo, una vez bien integrada, añadimos el azúcar normal y batimos hasta que esté totalmente mezclada. Echamos el extracto de vainilla y seguimos batiendo.

A continuación, añadimos el huevo y la yema. Batimos hasta que desaparezca el huevo en la crema de mantequilla. Por último, echamos la harina y mezclamos con un tenedor o rasqueta. Mezclamos solamente hasta que desaparezca la harina. Volcamos la mezcla en al encimera y unimos la masa hasta lograr una bola homogénea ( NO amasar), solamente juntar ingredientes hasta formar una bola.

Una vez que tenemos la bola formada, tapamos con plástico film y guardamos en la nevera un par de horas para que se endurezca la masa.

Formado de piezas

Tomamos porciones de 12 gr. aproximadamente (yo los peso en la báscula para que me queden todos del mismo tamaño). Formamos un cilindro más o menos largo (depende si queremos dedos más gordos o dedos más largos) marcamos los nudillos y con un cuchillo hacemos las arrugas de los dedos.

Presionamos la almendra sobre un extremo del cilindro formando la uña. (conviene presionar bien para que no se nos despegue durante el horneado ni posteriormente).

Llevamos a la nevera para que se enfríen durante 10 minutos (ya colocados los dedos en la bandeja de horno), mientras tanto precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo. Una vez caliente, introducimos la bandeja con los dedos formados en la parte intermedia del horno, bajamos la temperatura a 170º con calor abajo- turbo y mantenemos los dedos unos 10/12 minutos hasta que veamos que comienzan a tomar un ligero color dorado por los bordes.

Sacamos la bandeja del horno, dejamos enfriar un par de minutos en la propia bandeja y después sacamos a rejillas para que terminen de enfriarse. Una vez frías, preparamos en un pequeño bol un poco de azúcar glas tamizado, añadimos unas gotas de agua y removemos bien con un tenedor hasta que logremos una pasta blanca. Añadimos unas gotas de colorante alimentario rojo y mezclamos bien. Con un pequeño pincel, pintamos alrededor de la uña, simulando sangre. También podemos pintar el final del dedo con la misma mezcla.

Comentarios
WhatsApp chat
Suscríbete a nuestro boletín

Podrás recibir información directa sobre nuestros productos y actividades.

X
SUSCRIBIRSE